Entrevista

Ahora que vives y trabajas en Londres, ¿qué diferencias crees que hay entre el panorama de las artes plásticas allí y el que se da en nuestra provincia?

Bueno, son dos ciudades distintas. Londres es un escaparate al mundo, donde el Arte Contemporáneo se transformó en un gran espectáculo; las mejores galerías de la ciudad se matan por sacar una exposición que sea un escándalo. Cádiz tiene un punto más sano, tiene un mundo cultural especial, pero le falta más energía. No olvidemos los años del certamen Aduana; fueron unos años dorados para los artistas gaditanos y nacionales, se creó una colección bastante decente. En estos momentos la cosa está más floja, pero creo que tendrá que cambiar... espero.

Aquí en Londres es un viaje constante de movimiento cultural impresionante. Te abre la mente y te refresca, pero también te paraliza a la hora de trabajar, porque como ves tantas cosas ya no sabes por dónde tirar.... Pero es divertido; yo he encontrado mi sitio aquí, en esta jungla.

¿Qué ofrece Londres a un artista plástico que no le ofrece la provincia de Cádiz?

En mi caso, a mí me volvió loco... todo lo que tenía alrededor fue una explosión de imágenes sin parar. Luego te tranquilizas y encuentras un lugar donde realizar tu trabajo artístico. Creo que lo mejor que hice fue meterme en la Escuela de Arte de Londres. Después de graduarme me llegó todo... más contacto con los artistas y espacio, y trabajos.

Lo que no te ofrece la provincia, en mi caso Rota, era eso, salir y ver cosas nuevas y romper con el bloqueo de tener ganas de hacer cosas y estar parado en tu pueblo. Yo soy muy nervioso e inquieto y necesito hacer cosas; en Rota trabajé mucho con el arte, pero necesitaba más. Por unos años me quedé sin energía para pintar y Londres me la devolvió.

El arte contemporáneo es un lenguaje universal, ¿crees, no obstante, que se puede hablar de un arte inglés o de un arte español?

Sí, sí, por supuesto. Aquí están los famosos Young British Artist, que algunos no los soporto, como el fantasma de Damien Hirst o la Tracey Emin, Sara Lucas... en fin, artistas que salieron de la mano del Rey Saatchi, pero bueno, esto es el arte, un espectáculo. Y en Cádiz pues tenemos una serie de artistas con un nivel estupendo, como Pérez Villalta, Chema Cobo, Lita Mora o Costus, por citar sólo algunos más destacados. Y a nivel nacional Miquel Barceló, Juan Muñoz, Sicilia, Broto... en fin, muchísimos.

¿Y el público?, ¿crees que hay una mayor afición del público inglés a la hora de visitar galerías y ver exposiciones, que del público español?

Sí, es diferente el público, pero, como te digo, los museos de Arte Contemporáneo de Londres, como la Tate Modern, es patético verlos los fines de semana llenos de familias aburridas, que se llevan a los niños a que corran por las salas y griten y compren todos los recuerdos de los artistas... postales, camisetas y muchos catálogos. Todo es un negocio. En Cádiz la gente no se cree mucho lo del Arte Contemporáneo, pero poco a poco las exposiciones se llenan cada vez más. Eso es bueno... y que compren más, jejejeje.

Como artista plástico, ¿dónde se encuentra ahora mismo Lokati?, ¿en qué punto está tu carrera?

Estoy en un momento donde encontré calma para trabajar en lo que me gusta sin tener que preguntarme si esto gustará, si esto lo venderé o si esto es una mierda, o si esto es Arte. En fin, trabajo con seguridad y fuerza, tengo exposiciones cada año, muestro mi trabajo y tan contento, sin sufrir más.

En tus últimas obras vemos personajes o grupos de personas en espacios vacíos, sin tener más información de dónde se encuentran o qué relación les une (si es que hay alguna relación que les una).

Quería reflejar eso mismo, no mostrar el sitio de donde están. Lo traté con poesía y sacando esa soledad de cada personaje. Estas imágenes son más de ciudades grandes; en Rota no pasa esto, sales a la calle y te encuentras a todos tus amigos y terminas de cervezas, pero en Londres está lleno de gente, pero estás solo... aunque no siempre.

¿Podría decirse que tus últimos trabajos se sitúan entre la ilustración y la pintura?, si es así, ¿en cuál de estas dos disciplinas te sientes más cómodo?

Sí, mis últimas creaciones tienen un lado cómic. Será por mi pasión por los ochenta, esa ola de pintores figurativos... Cessepe, Mariscal, Javier de Juan... en fin, esa honda de cómic y modernidad nocturna. Prefiero la pintura, pero el trabajo sobre papel me enriquece mucho. Dibujar es abrir la imaginación y pensar más; en cambio con la pintura es más expontáneo y rápido en mi caso.

 

También vemos en tus últimos trabajos que te decantas unas veces por el color y otras veces por el blanco y negro, ¿a qué se debe estas dos elecciones?, ¿de qué depende que unas vayan en color y otras en blanco y negro?

En la serie de gente en el metro el blanco y negro representa ese sitio oscuro que para mí es el metro, un lugar sucio, oscuro, dramático, inquietante. El color lo pongo en sitios más sueltos, con movimiento, lugares más abiertos.

De tus últimos proyectos (exposiciones, etc...), dinos de cuál te sientes más orgulloso y por qué.

Me quedó con un proyecto de 2008. Fue un trabajo encargado por el Ayuntamiento de Londres para celebrar el aniversario de William Blake, un pintor inglés del que se cumplían 250 años de su nacimiento. El Ayuntamiento encargó al taller que pasáramos 24 de sus acuarelas a mosaicos y ahora están colocados en la calle donde nació el artista. Fue muy bonito el trabajo; algunos de los trabajos son míos completamente y otros son trabajos en conjunto con otros artistas. Quedó muy bonito.

Y, por último, háblanos del futuro de Lokati. ¿Cuáles son tus proyectos inmediatos?

Ojú... Pues estoy metido en un proyecto con el jefe del taller para abrir una galería de arte. Lo bueno de todo esto es que tendré que encargarme de preparar las exposiciones y buscar a los artistas. Será para mayo de 2010, así que esperemos que todo salga bien. Quiero ser el Lokati Saatchi y forrarme de libras con el Arte Contemporáneo, jejejejejeje.

Bueno, este es Lokati en estado puro. Aunque para conocerlo al 100% tienes que pasar un rato con él, oirle hablar y experimentar en tu propia piel todo lo que transmite este artista gaditano.

 

Carmen Zurita

Escribir comentario

Comentarios: 0